Lecciones Aprendidas de la Construcción de Ecosistemas en Oregón: Lección 1

“Las personas sienten capital social cuando pueden ir a un negocio local, estar en una cafetería, una ferretería o una peluquería, y sentirse más apegadas e integradas a sus comunidades. Eso es una cuestión de calidad de vida. Para mí, esa es una de las formas más importantes en que el espíritu empresarial fortalece a las comunidades rurales”.
 Chris Watson, Director Ejecutivo, Warm Springs Community Action Team

El espíritu empresarial está profundamente conectado con la calidad de vida en las comunidades rurales. Una red saludable de negocios locales entrelaza el bienestar social y económico y crea conexión y un sentido de comunidad. Estos negocios locales no solo son la base de la prosperidad económica, sino que también ayudan a las comunidades rurales a crear y preservar su identidad. Los empresarios rurales son el corazón de su comunidad, la impulsan hacia adelante y establecen la cultura y el tono, especialmente para los visitantes.

La definición de “emprendedor” en las comunidades rurales es amplia y no solo incluye nuevas empresas que buscan escalar en un conjunto reducido de sectores como la manufactura y la tecnología. En cambio, incluye a cualquier persona a lo largo de un espectro que va desde pensar en iniciar un negocio hasta propietarios de negocios desde hace mucho tiempo, y desde negocios que sirven a la comunidad local (la tienda de la esquina local) hasta aquellos con un mercado mucho más amplio (una cervecería artesanal). Y aunque es posible que todas estas personas no se vean a sí mismas como emprendedores, su capacidad para crear, adaptar, girar y / o hacer crecer sus negocios es vital para el bienestar de la comunidad.

Si bien hay grandes empresas en las comunidades rurales que necesitan atención y apoyo, la gran mayoría, y en particular las que necesitan asistencia básica, son pequeñas empresas. Vemos la necesidad de centrarnos en este grupo especialmente y llamarlos “empresarios de pequeñas empresas”. Estos emprendedores a menudo desempeñan múltiples funciones en una comunidad rural, como propietarios de negocios, líderes comunitarios, y a menudo se organizan para ganarse la vida a partir de múltiples actividades y esfuerzos a tiempo parcial. Las conexiones que construyen a través de estos diversos roles construyen redes y contribuyen a la resiliencia económica general. El dinero que ganan los empresarios de pequeñas empresas es particularmente “pegajoso”, ya que permanece y circula dentro de la comunidad.

“A medida que alguien aprende el espíritu empresarial, se empodera, se capacita para pilotar su propio avión en su enfoque de cómo quiere cambiar su vida y su comunidad”.
– Jacob Perritt-Cravey, propietario de Tree Ring Consulting

2 La definición de “pequeña empresa” varía, pero hemos descubierto que la mayoría de las empresas rurales emplean menos de 25 personas y la mayoría tienen entre 1 y 5 empleados.

Close Menu